CONOCER más a Dios.

Hace unas semanas una amiga me pidió tips para lograr estar “más cerca de Dios”.
Quiero contarles las maneras en que yo lo he hecho y a la vez que quede como un reto personal a seguir cumpliendo durante este 2019 y los demás años que vengan. :)

Okey, aquí voy a hablar de un término sumamente amplio pero en esto se basa todo: Las disciplinas espirituales.

Es fácil de entender, la palabra disciplina viene del griego gumnasia. Esta palabra significa «ejercitar o disciplinar»

Y te lo explico así: IGUAAAL a ese propósito de año nuevo de meterte al gym. El problema de que queda en propósito es que vemos lo difícil de cumplir una disciplina más que los resultados y los beneficios en la salud, por eso muchos fallan en lograr este propósito, PEROO hay un grupo de personas que aunque no se levantan con ganas de hacer ejercicio, logran eventualmente convertirlo en un hábito porque tienen claro su objetivo.

Conocer a Dios y ejercitar estas disciplinas requiere compromiso si, pero no debe sentirse forzado, lo ideal es encontrar las estrategias o maneras de hacerlo más eficiente y con mayor motivación.

Por ejemplo: Si te gusta el arte, conseguir una biblia que se pueda colorear mientras lees, escuchar los estudios de la palabra a través de podcast o videos mientras haces ejercicio, ocupar un journal, asistir a estudios bíblicos…

Yo encuentro mi motivación total en Él, Él es mi fin, quiero conocer más a Dios, quiero que en todo lo de mi vida Él sea lo más importante, quiero pensamientos como los de Jesús, quiero una vida que lo glorifique, quiero lo eterno.

Dicho esto, comienzo. En este blog me voy a enfocar en tips para dos disciplinas espirituales personales:

  1. Leer la biblia (chivo!)

El año pasado les prometo hasta lloré (gaby drama) porque quería tanto leer la Biblia bien y aprender, me ponía triste el poder enfocarme en leer otros libros y apenas leer la Biblia aveces y luego ni acordarme de lo que leí… a raíz de este drama hablé con un amigo a quien admiro mucho su vida espiritual y me habló pelado sobre mis excusas y entendí cómo si era posible con un verdadero compromiso.

Esta disciplina se convirtió de algo que me frustraba mucho porque no sabía como hacerlo a una de las actividades más emocionantes y reveladoras en mi vida. (ES ENSERIO).

Leer la Biblia, me emociona… y es que en la Biblia está la única, ÚNICA verdad que vamos a conocer en nuestras vidas.

Comencé a leerla de una manera distinta, anhelaba hacerlo bien, quería aprender y entender lo que leía. Yo quería ser una persona que no solo se queda con lo que escucha u otras personas dicen sobre la biblia, yo quería conocer de verdad lo que DIOS dice y poder reconocer que cualquier cosa que contradiga su palabra no es la verdad.

He estado utilizando la Biblia de estudio de Macarthur, bien chivo porque puedo estudiar contexto y significado de lo que voy leyendo. (De verdad te recomiendo invertir en una biblia de estudio). Es impresionante como cada palabra entendiendo su significado en su lenguaje original es esencial para lograr comprender el mensaje de cada libro y no inventarnos nuestras propias conclusiones…

Comencé con 1 Juan y wow.

Estoy siguiendo un plan de estudio modificado por mí, pero en Internet podes buscar uno ideal para tu tiempo.

También cada vez que puedo me apoyo con videos y podcast de sana doctrina que explican cada pasaje que voy leyendo y su mensaje.

Dos de mis favoritos y que te recomiendo son: Renewing your mind podcast y Grace to you Radio o buscá en youtube a Paul Washer (Hace videos en español y te dejo de tarea ver el que está adjunto en este blog).


2. Orar !Yey!

Una persona con una vida de oración SE LE NOTA, y si es posible lograrlo (sigo en proceso de fortalecer el hábito pero #ayvoi).

Si hay algún día que sentís que tu oración es repetitiva o no sabes por qué orar, te recomiendo que lo hagas leyendo el libro de Salmos. El tiempo de oración debe ser meditando en la palabra de Dios.

Podes hacerlo con un capítulo diario, leer versículo por versículo, y entre cada de uno asociar lo que lees con algo de tu vida como un guía. No todo va a estar relacionado con tus días, pero los salmos son excelentes para que entendamos cómo dirigirnos a Dios.

Lo fascinante de estas disciplinas es que ocasionan un cambio desde el interior hacia el exterior y enserio se hace viva la palabra en tu vida, una nueva criatura, con nuevos deseos.

Va a tomar tiempo y compromiso pero estás en el camino correcto. Tenés que recordar la importancia de la práctica. La característica más importante de cualquier disciplina espiritual es su propósito. Cristo mismo. crecer en la semejanza a Cristo y conocerlo.

Para finalizar solo quiero animarte a no renunciar, es importante tener un plan.

Podes fijar las horas en que lo vas a hacer o podes levantarte más temprano para lograrlo aún en los días ocupados; tener un plan no es ser perfeccionista, si no planeamos eso puede resultar que las cosas no se den porque solo el hecho de tener un plan nos hace actuar, así funcionamos.

Y quiero recordarte: Este es nuestro tiempo, no lo desperdiciemos en cosas vanas, en pasar HORAS viendo series/películas llenas de drama o temas que no nos edifican de ninguna manera. Que dicha es que tenemos la libertad de tomar decisiones con respecto a nuestro tiempo, que dicha es que podemos conocer a nuestro padre eterno a través de su palabra. Que dicha es saber que todo en este mundo va a pasar y que su palabra es verdad. Hoy es el momento. Importancia a lo que importa.

Leer la palabra y orar son las dos disciplinas espirituales de hoy, pero aparte he tenido ciertos cambios en mis hábitos cotidianos que quisiera recomendarte también :) Momento de: CONSEJOS DE GABY!

He cuidado lo que como, alimentarme con comida sana y nutritiva me ayuda a tener más energía durante el día. He mejorado mi horario de descanso, creando también el hábito de dormir temprano para despertarme de madrugada y aumentar mi productividad.

Salgo aunque sea a dar una vueltita por la noche con la Greasy o hago ejercicio con un video de youtube 3 veces por semana unos 30 minutos, activarse es necesario.

Pongo música para alabar a Dios, ya sea esté arreglando mi cuarto o de música de fondo mientras trabajo, algo sucede cuando elegimos rodearnos de él.

Abajo te dejo un video importante que quisiera que vieras para evaluarnos como creyentes, es largo así que podes mirar 30 minutos hoy y 30 mañana. Bien chivo aprender y que la palabra nos rete.

Un abrazo desde el otro lado de la pantalla.

Gabriela Lazo2 Comments